Entrevista viajeros: Toni y Encar

Circuito Cantabria-País Vasco

Por Elite Trip


Publicado 21-01-2018



Hoy en nuestro blog os dejamos la entrevista que hicimos a nuestros viajeros Toni y Encar, quienes disfrutaron de uno de los últimos circuitos de invierno por España a finales de noviembre. Visitaron Cantabria y País Vasco en una semana y nos han hablado con tanta pasión de lo que vieron y les contaron, que no hemos podido resistirnos a buscar información sobre los lugares que visitaron.

Toni y Encar son un matrimonio valenciano al que le encanta viajar y descubrir nuevos rincones. De hecho nos comentan que "a pesar de que alguno de los lugares ya lo conocíamos, siempre ves cosas nuevas" y no se lo pensaron dos veces cuando lanzamos nuestra oferta. Además añaden que "al ir con guía todo cobra más sentido porque te explican la historia, o curiosidades muy interesantes que yendo por tu cuenta te pierdes".

P: Contadnos, ¿cómo fue el itinerario? ¿qué lugares visitasteis?

R: En primer lugar vimos Santoña, estuvimos en una fábrica de conservas de anchoas y a continuación realizamos un recorrido en barco desde donde avistamos los fuertes que protegían la ciudad. A la salida nos dieron unos sobaos deliciosos y mistela para acompañar.


Después nos llevaron a Castro Urdiales, un lugar precioso de grandes construcciones y palacios, como el Castillo-Faro con su puente medieval y la Iglesia de Sta. María de la Asunción, ubicada en una zona rocosa espectacular bañada por el mar Cantábrico. También estuvimos en Laredo, cuyo puerto es impresionante, uno de los más importantes en Cantabria.

El segundo día fuimos a Potes, cuyo centro histórico es precioso, y visitamos el monasterio de Liébana, que este año es Año Jubilar Lebaniego [ya que el 16 de abril cayó en domingo]. Primero vimos el monasterio de monjes franciscanos y la Iglesia con unos jardines muy bonitos, a pesar de encontrarse en una zona muy ombría y de mucha altura. De ahí fuimos a Fuente Dé, donde está el teleférico para subir a la zona de los Picos de Europa con vistas al Naranjo de Bulnes y comimos un plato típico, el cocido lebaniego.


Al día siguiente fuimos a Bilbao, encontrándola muy cambiada desde que la visitamos hace años, sobre todo la parte de la ría y el puerto. Recorrimos el casco antiguo con sus edificios emblemáticos como Correos o el Ayuntamiento, y comimos fenomenal por la zona. Visitamos la Basílica de Nuestra Señora de Begoña y el Guggenheim, cuya arquitectura exterior es espectacular. El "Puppy" - un perro enorme que hace guardia a las puertas del Museo-, hecho de flores naturales que van cambiando según la temporada, nos recordaba a nuestra Mare de Deu dels Desamparats en fallas o al Puente de las Flores de Valencia.


A continuación tuvimos un día libre y nos quedamos por Santillana del Mar, donde se encontraba el hotel, visitando las Cuevas de Altamira y el pueblo en sí, que es maravilloso, cerrado al tráfico, todo peatonal con adoquines y de aspecto medieval.

Al siguiente día nos fuimos a Comillas, un lugar muy colonial y espectacular que fue impulsado en su día por el primer marqués de la ciudad Antonio López y López, quien regresó exitoso de América (tras irse a los 14 años de edad), para casarse con una de las hijas de un empresario rico para el que trabajó y amasar así su fortuna. Banquero, empresario de café, plantaciones de caña y textiles, es a él a quien debemos la creación del Palacio, el Panteón familiar, la Universidad Pontificia y El Capricho, que encargó a un desconocido Gaudí. Su invitación al rey Alfonso XII marcó el posterior auge de la zona, la cual se convirtió en el lugar de veraneo de la familia real [que continuó con Alfonso XIII] y de la aristocracia, haciendo famosa Comillas entre la gente pudiente.


Y por último nos llevaron a Santander, también espectacular por su belleza e historia. Recorriendo la ciudad pudimos ver el centro cultural que hizo Botín, donde hay exposiciones, biblioteca, cine, etc. Visitamos el Palacio de la Magdalena, donde residían Alfonso XIII y la reina, quien tenía una enfermedad congénita [hemofilia, acuñada como la enfermedad de los reyes] por la cual fallecieron dos de sus siete hijos, sobreviviendo entre ellos Don Juan, el padre del rey emérito Don Juan Carlos.

Al ver unas curiosas esculturas en honor a las víctimas de un incendio descubrimos con los guías otro hecho histórico que marcó la ciudad y motivo por el que Santander carece de casco antiguo: la explosión del barco Cabo Machichaco, debido al cual fallecieron casi 600 personas y resistieron en la ciudad únicamente los edificios de piedra como Correos y algún banco.

 

P: ¿Qué fue lo que más os gustó? ¿Animarías a otras personas a realizar este viaje?

R: Lo que más nos gustó... pues la verdad que no sabríamos escoger, ya que todas las ciudades y lugares que visitamos tenían su encanto y una historia detrás interesantísima. La zona es preciosa y también nos gustaría resaltar la amabilidad de su gente, especialmente del chico del restaurante del hotel y de la persona que vendía los sobaos, que tuvo el detalle de traérnoslos el último día al hotel para que nos los lleváramos recién hechos.

Por supuesto que lo recomendaríamos, fue un viaje que nos encantó y con un precio súper económico para todo lo que incluía. Además tanto la organización como el trato de los guías fueron formidables. Lo pasamos genial, el tiempo nos acompañó y la gente del grupo era muy agradable y divertida; de hecho hicimos amistad con varios de ellos. Sin duda una experiencia muy bonita.


Desde Elite Trip queremos dar las gracias a Toni y Encar por compartir con todos nosotros sus fotos y la experiencia de su viaje descubriendo otro destino perfecto: Cantabria y País Vasco.




Comentarios sobre Entrevista viajeros: Toni y Encar:

Buscar en el blog

Quiénes somos | Avisos legales | Condiciones de ventas | Contacto


Pago seguro. admite tarjetas,visa, mastercard, visa electron, 4b

Nº Licencia:  CV-Mm2038-V